Inyección de grasa facial

Inyección de grasa facial

Uno de los desarrollos más interesantes en Cirugía Plástica de los últimos años son sin duda las inyecciones de grasa. En el pasado, se pensaba que las inyecciones de grasa solo eran para rellenar. Sin embargo, los estudios revelaron que el tejido adiposo es la fuente más rica de células madre adultas del cuerpo. Estas células madre se convierten en el tipo de célula faltante donde se administran y realizan actividades de reparación.

Por ejemplo, cuando se le da grasa a la cara media con fines de llenado, las células madre experimentan cambios, se transforman en fibroblastos, sintetizan colágeno y rejuvenecen la piel. Las células grasas extraídas se purifican mediante ciertos procesos y aumentan las proporciones de células madre. Aparte del rostro, se utiliza en la estética de senos, caderas y piernas, y en cualquier lugar donde haya falta de tejido en el cuerpo. Las inyecciones de grasa dan resultados exitosos no solo en cirugía plástica, sino también en áreas difíciles como heridas que no cicatrizan y piel de radioterapia. La nueva rama de la ciencia que examina los usos de las inyecciones de grasa y las células madre en la cirugía estética y reparadora se llama Medicina Regenerativa.

¿Cómo se hacen las inyecciones de grasa?

El tejido graso se extrae de cualquier parte del cuerpo con la ayuda de cánulas e inyectores delgados especiales. El aceite tomado se purifica por centrifugación o filtración. Se inyecta en las zonas necesarias del rostro mediante cánulas delgadas con puntas desafiladas.

Puede contactar para una consulta gratuita.